Relato: Buen viaje.

Un primer viaje de largo recorrido. Un personal del tren que quitaría el mareo a cualquiera. Una noche larga, pasional y a la vez tan efímera. Espero que guste el siguiente relato: Buen viaje. Se está frio en el andén. Está atardeciendo y el sol baña todas las vías pero la corriente es helada y …

Sigue leyendo Relato: Buen viaje.

Anuncios

Adelanto: “Pajaseros” al tren.

¡Húmed@s días/tardes/noches! Un viaje de larga distanci, una tripulación que quita el hipo y un vagon solitario donde un/a pasjer@ y un/a azafat@ se encuentra, se miran, se disfrutan. Adelanto del próximo relato, disfrutadlo. Me muerdo el labio. Viene lentamente, poniendo sus piernas una delante de la otra mientras se desabrocha la camisa. Llega hacia …

Sigue leyendo Adelanto: “Pajaseros” al tren.

Adelanto: Tarde de té.

¡Buenos humed@s días/tardes/noches! Aquí el adelanto prometido, espero que lo degusten 😉 Adelanto: Tarde de té. —¿Qué haces? —pregunta. —Te he hecho daño, perdona. Se muerde el labio. Veo como respira fuertemente, abriendo sus fosas nasales, mientras se le humedecen los ojos. Me besa y empieza a mover sus caderas. Me muerde el labio, juega …

Sigue leyendo Adelanto: Tarde de té.

Melancholia

My Deranged Mind

nunca fue tan fácil como callarte con un beso,
como un abrazo entre lagrimas,
una caricia en el momento correcto.

nunca fue tan sencillo como mirarte a los ojos,
agarrarte las manos o acariciarte el pelo.

nunca pude correr a tu casa,
gritarte a la ventana,
decirte cuanto te quiero.

las lagrimas se secan sobre mi cara
y los labios agrietándose como un desierto,
pero siempre fue así,
no es algo nuevo.

Supongamos por un momento que nada nunca fue tan complicado.
supongamos que los besos llegaron a tiempo,
que los abrazos nunca nos faltaron
y que las palabras no nos dolieron.

pongamos que nunca fueron mas que rabietas,
que nunca sufrimos,
que conseguimos llegar a entendernos,
que no eramos dos personas complicadas jugando en un patio de recreo.

supongamos que nunca tuvimos miedo,
que tu indiferencia jamas inundó mis ojos,
que tras cada pelea hubo un abrazo
y…

Ver la entrada original 158 palabras más